En el foro

We have 38 guests and 0 members online
    Publicidad

    Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

    Noticias - Internet

    Después de muchos dimes y diretes, juntas, presiones y fiestas en la mansión Playboy finalmente hace unos días ya estuvo disponible el polémico dominio. Desde hace tiempo el Registro ICM barajeaba la posibilidad de soltar el sufijo .xxx para identificar a los sitios con contenidos para adultos.  Y las peticiones hacia la ICANN no se hicieron esperar, esta mañana su número ya superaba los seis dígitos y sin duda seguirá creciendo.

    Como saben (¡ja!, claro que lo saben) los sitios para adultos son buenos ganchos para que usuarios sean presa de malwares y otros bichos. Es por esto que McAfee escanea diario cada uno de los dominios .xxx en busca de alimañas.

    Y como se esperaba, varios grupos religiosos y defensores de la familia han hablado en contra de esta acción. Su principal argumento es que con ese sufijo se podrá encontrar más fácilmente contenidos “impropios”. Sin embargo, curiosamente los que más se han opuesto al mentado dominio son los propios actores de la industria del entretenimiento adulto, ya que prácticamente están obligándolos a adquirir un nuevo dominio para proteger su “marca”.

    Las universidades y otras instituciones tampoco están muy contentas, ya que aunque no están en el negocio, sí tienen que proteger su imagen y comprar su dominio .xxx antes que alguien más lo haga. Por ejemplo, harvard.xxx sería un dolor de cabeza para la universidad pero una mina de oro para aquellos que lucran con material de “universitarias”.

    Así que si tienes una institución a la cual quieres extorsionar cómprate de una vez tu dominio .xxx.

    Publicidad